Beca de creación Becar Cultura - CNCA. Argentina/Chile, 2017-2018.
Exhibición individual CCMatienzo - Buenos Aires, Argentina 2018.
Lo habido y por haber. Exhibición colectiva. Buenos Aires, Argentina, 2018.
__________________________

In the Atacama Desert, Chile, the image of a 2,000-meter-high "corvo" sword lies drawn with chalk in the the driest land of the world. On each side of it the numbers 73 and 78 and a perfect circle of 600 meters of diameter has been traced and petrified.

The corvo, a historic emblem of the Chilean Military Forces, was first used by the army during the Pacífico War in the late 19th century, a time when the same territory was brutally taken from Bolivia and Peru. During the most recent dictatorship under Augusto Pinochet, the weapon was used for the execution of thousands of people as part of a systematic plan of extermination and disappearance in the name of the Chilean nation. The weapon has an iconographic history, a fundamental importance in the self-representation that horror has made of itself.

73 seems to indicate the year of the coup d'état, and 78 the year of the operation called Retiro de televisores ("TV's remove"), a plan assigned to all the regiments of the country through an encrypted message and carried out with the aim of removing the bodies of thousands of assassinated persons in order to disappear them forever, throwing them into the deep ocean.

There is no sign of the corvo drawn's authorship, nor of its pointing to any particular place where we should focus our attention. The drawing seems to indicate more than anything the deliberate nature of the gesture and the persistence of the physical territory that holds it. Physical and political map merge into a footprint like a spectrum, which reveals in itself something that has taken place and that which remains absent.
__________________________

En medio del Desierto de Atacama, en la tierra más árida del mundo, yace dibujada con cal la imagen de un sable corvo de 2.000 metros. A cada costado de la empuñadura se han trazado y petrificado los números 73 y 78, y un círculo perfecto de aproximadamente 600 metros de diámetro. La imagen satelital del espacio demarcado data de hace más de 10 años y se supo de su existencia luego de que en 2011 una familiar de detenido desaparecido, en Calama, hallara bajo su puerta un sobre anónimo con la imagen.

El dibujo sobre la tierra sobrevive claro hasta el día de hoy.

El corvo es un emblema histórico de las Fuerzas Armadas en la región. Fue adoptado por el ejército chileno en la Guerra del Pacífico, a fines del siglo XIX, momento en el que ese mismo territorio fue arrancado a Bolivia y a Perú. Durante la más reciente dictadura cívico-militar, el arma fue empleada para la ejecución de miles de personas en el marco de una política sistemática de exterminio y desaparición en nombre del Estado.

El número 73, dibujado a un costado del arma, parece señalar el año del golpe militar, fecha en que también se inicia la “Caravana de la muerte”, operación de desaparición y asesinato de cientos de prisioneros políticos en el desierto, muchos de ellos heridos por corvo. El número 78, por su parte, señalaría la fecha de la operación “Retiro de televisores”, un plan encomendado a todos los regimientos del país a través de un mensaje encriptado y llevado a cabo con el objetivo de remover los cuerpos de miles de ejecutados políticos a fin de desaparecerlos para siempre, lanzándolos hacia lo profundo del mar.


De la autoría del corvo minuciosamente trazado no hay rastro. El dibujo parece indicar más que cualquier cosa lo deliberado del gesto y la persistencia del territorio físico que lo alberga. Mapa físico y mapa político se deslizan y se superponen en una huella, como un espectro que devela en sí mismo algo que ha tenido lugar y aquello que sigue permaneciendo ausente.