Los salvados de las aguas / Refugees from water

WORK IN PROGRESS

Una selección del proyecto forma parte de las ediciones Pewen, cuadernos de fotografía , de Proyecto MUGA, España 2019.

En 1913 Hans Horbigër publicó “Cosmogonía Glacial”, una teoría sobre el origen del mundo, en la que planteaba que toda formación del cosmos se debía a las fuerzas de atracción y repulsión entre el hielo y el fuego. Allí señalaba que la existencia de una superestrella a gran temperatura en la constelación Columba*, había sufrido la colisión de un cuerpo de hielo cósmico, provocando un estallido que trasladó fragmentos hacia los confines del Universo, mientras otros, atraídos, regresaron sobre la masa de la superestrella. Los fragmentos a distancia intermedia habrían formado los planetas del sistema solar. De acuerdo a la teoría, las fuerzas de atracción generan una espiral que hará chocar nuevamente a los cuerpos celestes hasta hacerlos explotar y desaparecer, dando inicio a un nuevo ciclo. La luna, que según Horbigër está compuesta de hielo, chocará contra la Tierra desatando una inundación de trágicos efectos. Los únicos sobrevivientes serán quienes hallen refugio en las altas cumbres, como los Andes.

La teoría de Horbigër, que además proponía el origen del hombre en la raza aria, fue muy popular durante el Tercer Reich, periodo en el que estos postulados fueron influencia para el desarrollo de credos y sectas seudocientíficas.

Max Valier, astrónomo-mecánico, apoyado en la teoría de Horbigër, ideó y construyó los primeros cohetes propulsores, a fin de mejorar la velocidad de los autos de competición y en Alemania, fundó la Sociedad Alemana para Vuelos Espaciales, marcando las bases para los primeros vuelos del hombre al espacio. Luego de un abrupto fallecimiento a causa de una explosión de combustible en su propio invento, un cráter lunar sería bautizado en su nombre.

Los avances técnicos de Valier retomados por el ejército alemán y los científicos del proyecto nazista, sentaron las bases para la construcción del cohete V2, el primer artefacto humano en realizar un vuelo suborbital, arma construida a través del trabajo de forzado de cientos de miles de prisioneros y empleada para asesinar a mas de 7.000 personas durante la Segunda Guerra Mundial. Años más tarde, a través de una serie de operaciones como Paperclip y Osoaviakhim, Estados Unidos y la URSS respectivamente, reclutarían a los científicos alemanes para futuras operaciones militares y espaciales, como el primer vuelo a la Luna.

http://celestrip.com/files/gimgs/59_captura-de-pantalla-2019-01-26-a-las-231953.png